jueves, 11 de junio de 2020
COMPRAR UNA VIVIENDA POR PRIMERA VEZ

Comprar una casa por primera vez, para vivir solo o en pareja, es un gran paso que implica seriedad, compromiso y, al final, disfrutar. No es sólo independizarse, salir de un alquiler, abrir un proyecto, etc. Es asumir que la vida cambia de perspectiva y que la estabilidad es una gran responsabilidad.

Al principio, la sensación que te puede dar es vertiginosa, que las únicas palabras que tienes en la cabeza son HIPOTECA, ARRAS, NOTARIO, IMPUESTOS, etc. Y esta sensación nos puede resultar de esta manera simplemente porque no estamos acostumbrados. Pero para eso estamos los profesionales inmobiliarios y financieros, para acompañarte en este proceso desconocido para ti y hacer el camino más fácil.

Por ello, queremos dar una serie de consejos para evitar confusiones, malas gestiones y ayudar en una de las inversiones más importantes de tu vida:

Visita diferentes inmuebles. No te quedes con lo primero que veas. Tendrás que hacer una lista de todas las necesidades que tendrás hoy y mañana, e intentar encontrar el inmueble que más encaje.

Visita diferentes Bancos. Como en los pisos, visita diferentes bancos, dependiendo de la zona donde te encuentres o del perfil laboral que tengas (asalariado, autónomo, etc.) un banco puede ser más favorable que otro. Ten en cuenta todas las vinculaciones que estén adosadas en el préstamo hipotecario, tipos de interés, ...

Contacta con un agente inmobiliario. Es muy típico que una agencia inmobiliaria te recomiende que "compres con un profesional inmobiliario" pero un buen asesoramiento es clave para una buena compraventa. Tener una persona que entiende cuál es el paso que estás efectuando, y te ayude a encontrar lo que necesitas al mejor precio y de forma totalmente segura, es un apoyo necesario para una inversión tan importante. En materia de negociaciones, trámites legales, fiscales y bienes inmuebles, somos los expertos.

NO te lo gastes todo. Ahorrar una cantidad adicional al valor de la casa es vital para tener una liquidez que permita solucionar situaciones inesperadas ya sea por temas de impuestos, gastos legales adicionales, decoración, reformas o reparaciones.

Siguiendo los siguientes pasos ¡El éxito está asegurado! Una nueva etapa se inicia sin ningún tipo de obstáculos.